Casas de Madera

Casas de Madera

El comportamiento de una vivienda de estructura de madera ante un incendio es, por contra de lo imaginado, mejor que el de otras construcciones con otro tipo de materiales. Ante todo, hay que tener en cuenta que ningún tipo de construcción es ignífuga; todas arden ante el fuego. Por ejemplo, el hierro sufre deformaciones a partir de los 450º, cuando su estructura se colapsa y se desmorona (como ocurrió en el atentado de las Torres Gemelas). La construcción en hormigón, por su parte, se convierte en inhabitable dependiendo del alcance del fuego y, aunque la estructura se mantenga en pie, en ocasiones no queda otra solución aparte de derribarla. En cambio, una casa construida con estructura de madera queda protegida gracias al conjunto de capas que configuran el muro y que aumentan su resistencia y estabilidad ante el fuego, no sólo por la calidad de la madera empleada, sino también por los materiales que se utilizan como revestimiento y aislamiento. En el caso de madera estructural vista o jácenas, se sobredimensiona la sección de la misma para obtener los parámetros de protección al fuego, dado que la propia capa de carbón exterior protege al núcleo estructural de la viga.

Casa Prefabricada 105